jueves, 12 de julio de 2007

Saturno implacable


Viajantes prisioneros,
de un tren sin retorno
en cuyas ventanillas
se suceden
las instantáneas que forman
el largo poema
de la fugacidad.

1 comentario:

Diego Monrroy dijo...

¿Como no pensar en algun viaje propio después de leer estas letras? cada uno formará su propia película de fugacidad...
Saludos!