miércoles, 15 de julio de 2009

Enamorarse es prometer lo imposible

Soñaba que volaba
de balcón en balcón
iba riendo

Sueño que se me caen
todos los dientes
desespero

Tengo una herida
de muñeco de cera
y un corazón tartamudo
dispuesto a quemar sus naves
aunque el tiempo sople
sobre lo que escribimos en la arena

1 comentario:

Sebastian Barrasa (El Zaiper) dijo...

siempre
siempre
siempre

te admiraré

agradezco al destino

el haberme cruzado con un talento tan grande como el tuyo