jueves, 28 de junio de 2007

Pariendo Nosotros

En este mundo
de endémica soledad
necesitamos un Mesías
que no exija seguidores
sino, mas bien,
que pida compañía.

1 comentario:

Sebastian Barrasa (El Zaiper) dijo...

Gracias por enseñarme esto.
Ojalá pueda aprenderlo y aplicarlo.