domingo, 25 de noviembre de 2007

SERASI


Oí por ahí
que la felicidad
son sólo momentos
que aparecen como ráfagas
y se me ocurrió que, tal vez,
sea cuestión
de adoptar
la estrategia
del barrilete:
dejarse remontar
y después
aguantar en el aire...

5 comentarios:

Laris dijo...

y aprender a manejar bien los hilos para que ayuden a aguantar....
Muy lindo poema, Cuaker.

josé dijo...

jajaja, estupenda y risueña reflexión ante ese dicho tonto de "la fel.."

Mi nombre ya es comentario dijo...

yo conocí una vez a un muchacho que decía aquello de los chispazos de la felicidad. En un primer momento, refuté su teoría con los argumentos de mi vida. Ahora, en cambio, le mantengo la llama encendida sin hacer uso de fósforos siquiera. La felicidad es tener el valor de iluminarnos con un recuerdo, un pensamiento nomás, a pesar que la vida diga lo contrario.

Androtéx dijo...

eso es todo
la felicidad es un camino
y no
un destino.
Sombrero en mano.

josé dijo...

De vuelta en esta joyita que merece nueva lectura.