jueves, 25 de octubre de 2007

Tramiteando


Tu recuerdo me asaltó nomás entorne los ojos. Me vi explorando con trajecito Livingstone, perdido en la espesura de tu leonina cabellera, luchando para abrirme paso, saltando de pelo en pelo, hasta zambullirme y nadar en tus ojos (cristalinos), para despúes dejarme devorar por tus abismos (húmedos).
Y estuve así, amniotizado, hasta que ví mi sueño profanado por un empleado de uniforme que, no muy amablemente, me notifico que esta prohibido flotar en la cola del banco.

4 comentarios:

Roms dijo...

mmm está prohibido flotar en demasiados lugares, y de profanadores de sueños, está lleno. Pero son peores los que no llevan uniforme...

josé dijo...

llego por impulso del amigo Diego, y con tiempo navegaré estas aguas que veo son profundas / con tu permiso despliego mi vela al buen viento que sopla de Escritines / José de Corazón Urbano /

Crispín dijo...

¡Cuántos comentarios! ¡Y viniendo de alguien so lazy! Gracias che. Y gracias también por no perderte.

india dijo...

flotar...flotar...
lo dijo el amigo Oliverio...qué momento el de la mujer que no flote!!! y pobre infeliz el hombre que nunca lo logre.
cada día más lindos los escritines y las ilustraciones que acompañan