sábado, 22 de septiembre de 2007

El león del desierto


El enemigo acecha
en la nocturnidad
con la que se mimetiza.
Ya voy agotando mis puños
de tanto golpear al viento.

1 comentario:

Diego Monrroy dijo...

"Ya voy agotando mis puños
de tanto golpear al viento"

Excelente!! Cuakerboy en estado puro y superconcentrado!
Abrazo!