sábado, 22 de septiembre de 2007

SALA DE ESPERA

Si alguien viera
los cuerpos inhertes,
¿sospecharía que alguna vez
los habito un alma?
Como un molino
que se canso del viento
espero que llegue la hora
que marque el punto.

(y aparte)

1 comentario:

josé dijo...

Los interrogantes nos mueven, nos dan letra, nos vuelven a levantar y a ponernos una bandolera cruzada con tiros efectivos de palabras.