sábado, 20 de junio de 2009

Apostatando del Conocimiento

Pensar sin pretender
alcanzar la verdad
es cosa de sabios,
lo contrario
solo un sacerdocio.

2 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Muy bueno, Mariano. Un sacerdocio de lo oscuro y a puertas cerradas.

Un abrazo.

cuakerboy dijo...

Maximo: gracias por tu lectura y por completar este escritin. Esa es la invitación que nace de acá y que -lo intuía- ibas a aceptar.
De nuevo gracias por tu lectura y tus palabras. Siempre es un gusto el encuentro de dos que sin haberse visto se conocen. Te abrazo compañero.