lunes, 8 de febrero de 2010

Desbordando el espejismo

Sólo despertó al sentir
las caricias panificadoras
de la despeinasueños.

Era un hombre hecho
y deshecho por la ferocidad
de lo vivido.

Con ojos nuevitos,
de niño
se mira las manos.

Con todo el tiempo
por ganar
se reconoce en el espejo.

"Soy uno de esos
que no le buscan a todo
la ganancia".

Mirar por la ventana
Le rev-(b)-ela.

Un hambre
que vale millones
de hombres.

Cruza la puerta
a encontrar
con quienes fundar
una historia
sin nombres.

3 comentarios:

CAMILA dijo...

Leerte es semejante a un mordizquito en mi estomago.

te disfruto.

http://lalenguanotienecolor.blogspot.com/

kpn2010 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Enrique Morales Flores (Cantelli) dijo...

Vanitas humanas vanitas.
Truco para hecer conquistas humanoides.
Pero de algo hay que hechar mano.
Para saciar los apetitos basicos.